martes, noviembre 25, 2008

Crisis

Trabajo en una Cooperativa y funciona, creo yo, más o menos como casi todas las empresas de este país. Es un desastre.

El problema principal es la falta de organización y de modo aún más llamativo la falta de asignación de responsabilidades a personas o puestos. Para muestra un botón: eres la nueva persona dedicada a la innovación... estate al día de los nuevos productos, de por qué sale al mercado lo que sale, cotinúa los proyectos iniciados y... bueno, ya veremos el año que viene si tu puesto es necesario, depende de lo que hagas :)

Como nunca he tenido jefe todo bien. Como ya he aprendido a sobrellevarlo, tras un periodo de adaptación camino sóla. Ahora esto es un problema porque ahora necesito alguien responsable con el que hablar de estrategias de empresa, posibles inversiones, quienes somos y adonde vamos... aparte de que esta persona no existe en estos momentos ha llegado la crisis.

El gerente se va. O le echan. O una mezcla de ambas. Llegará un nuevo gerente y establecerá un nuevo orden. Intentaré que sea lógico, que las responsabilidades estén claramente asignadas y que se de importancia a la colaboración innovación-ventas-produccion para tener algo de verdad entre las manos.

Cerramos la fábrica los viernes a partir de esta semana. No hay ventas, no hay producción pero sí hay esperanza. Tras tres años trabajando en un proyecto esta dando los frutos ahora, cuando las empresas necesitan algo distinto para sacar al mercado cuando esto pase. Ahí, aguantando el temporal.

2 comentarios:

Fixtandantilux dijo...

No se si te has dado cuenta... pero esa última frase casi te echa toda la responsabilidad de sacarle las castañas del fuego a la empresa a una pequeña Nazgûl que conozco.
El lado "bueno" es que tienes los viernes libres, ¿no? :P

Adûnaphel dijo...

Todos nos creemos una pieza clave de la empresa XD.
Creo que mi trabajo es importante pero lo que va a salvar al empresa fue iniciado hace ya tres años por otras personas ;).