lunes, mayo 18, 2009

Línea cortada

La comunicación, mejor dicho la mala comunicación es una constante y fuente inagotable de problemas, retrasos e ineficacias.

Hace cuatro años me hice donante de médula, me tomaron una muestra de sangre y me dijeron que me llamarían más adelante para hacer una extracción de médula de la cadera.
Tic tac tic tac tic tac.
Me han llamado hace una semana o dos. El problema es que ya no vivo allá, ahora estoy aquí, así que se agota el proceso, se corta, que me haga donante aquí si quiero ¿?. ¿Otros cuatro años, no hay comunicación, no les pueden pasar al menos lo que sea que analizaron en la muestra de sangre? Pues no, parece que la distancia es insalvable.

Aplicar lo aprendido a cualquier cosa, estas cosas pasan todo el rato en todas partes. Antes al menos internet no existía.

3 comentarios:

Rapunzell dijo...

Pues no creo yo que les sobren donantes de médula como para retrasar tanto el proceso... ¿Quizás no te llaman hasta que no tienen a alguien compatible? ¿No podrían hacr un banco de tejido?

Que conste que no tengo ni idea de cómo va esto,...

Adûnaphel dijo...

Están en una red internacional, es posible lo que dices pero entonces me dirían que fuera al hospital de aqui digo yo, que lo único que comenté es que vivo en otro sitio.

No sé por qué han tardado tanto, iré a este hospital a ver.

Bardet dijo...

Tendrías que asumir que los hospitales funcionan bien entre ellos. O su personal. Cosa que dudo.